PELAR Y SECAR LAS PLANTAS DE MARIHUANA

Si no se hace correctamente, el proceso de secado puede arruinar hasta el mejor de los cultivos.

Cuando finaliza nuestro cultivo, y para disfrutar de su resultado, deberemos poner a secar las plantas de marihuana,  no sin antes pelarlas.  

Existen varias formas de pelar la marihuana y otras tantas de secarla. Cada uno de estos procesos tiene unas ventajas y unas desventajas. Por eso, en este artículo encontrarás todas las formas de pelar y secar las plantas de marihuana, para que puedas elegir la manera que más te guste.

Cómo pelar las plantas de marihuana

Podemos pelar nuestras plantas de marihuana de varias formas, que clasificaremos en dos grandes bloques: antes de secar la marihuana y después de secar la marihuana.

Peladora de marihuana

Pelar las plantas de marihuana antes de secarlas:

Este procedimiento es el más común. Normalmente antes de poner los cogollos de marihuana a secar, someteremos a la planta a un proceso de pelado que consiste en dejarla sin hojas, es decir, dejar los cogollos bien manicurados y perfilados sin nada de hoja.

Para pelar nuestras plantas de marihuana antes de secarla podemos hacerlo de forma manual o de forma mecánica.

De forma manual consiste en pelar a mano con la ayuda de unas tijeras, lo cual nos ocupa mucho tiempo aunque el proceso de pelado es más preciso.

De forma mecánica consiste en utilizar cualquier tipo de máquina peladora de marihuana que nos ahorre todo el tiempo que nos costaría el proceso manual. Ciertamente el proceso mecánico es menos preciso pero dependiendo de la maquina, la relación calidad-tiempo es muy prometedora.

Pelar las plantas de marihuana después de secarlas:

Este procedimiento es menos común y para algunos cultivadores puede ser un inconveniente.

Al tener las hojas secas, este proceso de pelado sólo nos deja la opción de pelar las plantas de marihuana de forma manual. Podemos servirnos de herramientas como tijeras de manicurado o pinceles de arrastre.

Tijetas de manicurado

Cómo secar las plantas de marihuana

Podemos secar las plantas de marihuana de dos maneras diferentes: peladas o sin pelar.

Secar las plantas de marihuana previamente peladas:

Este proceso de secado de la marihuana es el más común. Consiste en  pelar las plantas de marihuana antes de ponerlas a secar.

Secar la marihuana pelada facilita el secado por la falta de materia vegetal, lo que disminuye el tiempo que tarda este proceso. Disminuye también la posibilidad de la aparición de hongos por la acumulación de humedad, que puede formarse debido a las hojas secas.

Por otra parte, este proceso de secado de plantas de marihuana, cuenta con desventajas como, la pérdida de aroma y la falta de protección de los cogollos frente a golpes o polvo.

Secar las plantas de marihuana sin pelar:

Este proceso de secado de la marihuana es menos común, pero muy apreciado por los cultivadores más experimentados. Consiste en iniciar el proceso de secado antes de pelar las plantas de marihuana

Secar la marihuana sin pelar ayuda a los cogollos a mantener un aroma y un aspecto impecable. Además la pérdida de humedad por parte de las flores de marihuana es más lenta, lo que aumenta la calidad de la cosecha al mejorar el proceso de curado.

Por otro lado,  por la acumulación de humedad que genera la aglomeración de hojas sobre los cogollos, corremos el riesgo de que aparezcan hongos típicos como la botrytis, que infectan la cosecha y bajan considerablemente la producción.

Comentarios (0)

No hay comentarios

Nuevo comentario

Producto añadido a tus favoritos
Producto añadido para comparar