EXTRACCIÓN DE HACHIS

El hachís o chocolate es un extracto de la marihuana muy apreciado entre los consumidores cannábicos.

A mediados del siglo XX, Marruecos se convirtió en la primera potencia mundial de comercio y producción de hachís. No hay pruebas de que Marruecos sea el país de origen de este extracto, de hecho, muchos creen que su procedencia se remonta a la antigua Persia. Por la facilidad de transporte y ocultación, el hachís se convirtió en un producto más distribuido que la marihuana.
En poco tiempo se extendió a España donde se hizo común su consumo. Por este motivo, aún hoy en día en España hay una tendencia muy grande hacia el consumo de productos con efecto índico.

Qué es el hachís

Hachís

El hachís es un producto que se obtiene prensando la resina o el polen de la marihuana. El porcentaje de THC de este tipo de extracción oscila entre el 8% y el 20%, dependiendo de la calidad y la pureza del hachís.

Este producto lo conseguimos mediante un proceso de extracción de la marihuana. El hachís cuenta con varias formas de extracción y con numerosas herramientas para cada método. Además, dependiendo de la variedad y la forma de extraerlo, podemos obtener hachís marrón (el más común) o verde.

Cómo se hace hachís

De todas las extracciones que podemos hacer con marihuana, la extracción de hachís es una las más sencillas y la más comercial de todas. La extracción de hachís, o extracción de chocolate, podemos hacerla de dos formas, extracción en seco o extracción en mojado.

Extracción de hachís en seco

De los dos métodos que podemos usar para conseguir este extracto, la extracción en seco es la menos compleja. Consiste en agitar los recortes de marihuana, o incluso los cogollos, contra una malla o tamiz. Así conseguimos separar los tricomas de la materia vegetal. El resultado de este proceso es un polvo de color ámbar conocido como polen.
Para facilitaros aún más la extracción de hachís, existen herramientas como el Secret Shaker de Secret Smoke. Un bote diseñado específicamente para hacer extracciones de hachís en seco. En el interior del Secret Shaker hay una malla situada aproximadamente a la mitad del bote, contra la que chocará la materia vegetal y se encargará del tamizado del polen. 

El funcionamiento del Secret Shaker es muy fácil e intuitivo. En primer lugar se desenrosca la tapa del y se introduce la materia a extraer dentro. Es importante no llenar el bote hasta arriba, ya que debe haber hueco para que el contenido choque contra el interior del bote. Cerramos la tapa y agitamos a un ritmo constante hasta que consigamos separar los tricomas de la materia vegetal. Una vez se haya completado el proceso, el polen, o resina, queda almacenado en el fondo del bote sobre una base de plástico flexible que impide que el extracto se pegue. El último paso para finalizar la extracción es el prensado, que podemos hacerlo de forma manual o con prensas que nos faciliten el prensado de hachís.

Secret Shaker

Consejos para la extracción de hachís en seco

  • Congelar la hierba dos horas antes de la extracción. Para aseguraros de que el proceso está bien hecho, podéis congelarla directamente en el Secret Shaker. Así conseguimos que la humedad no penetre en la materia vegetal. Con este truco facilitamos la separación del tricoma.
  • Al introducir la materia vegetal para hacer la extracción en el bote, añadimos un objeto pequeño y contundente para que rebote contra la malla y pase mejor el polen. Este truco tiene un inconveniente, y es que cuando el objeto choca contra el bote, rompe más materia vegetal, y baja un poco la calidad de la extracción.

Extracción de hachís en mojado

Este método de extracción es el más laborioso. Hay dos formas de hacer extracciones de hachís en mojado: usando una lavadora para extracciones, o de una forma más casera.

Lavadora Blubblextractor

  • Extracción con lavadora: Para utilizar este método necesitaremos: una lavadora de hachís, una bolsa de malla, agua, hielo, un cubo y tantos tamices como queramos utilizar. Para empezar llenamos la lavadora con el agua y vertemos hielo hasta que el agua alcance los 0ºC y el hielo deje de derretirse. Metemos dentro de la lavadora la bolsa de malla con los recortes de marihuana dentro, y la programamos para que los centrifugue aproximadamente 15 minutos. Una vez la lavadora haya acabado, preparamos el cubo con los tamices para proceder al colado del agua. A continuación retiramos la bolsa de malla y vaciamos el agua en el cubo. Los tamices se encargarán de colar el agua y el hachís quedará posado en ellos. Una vez terminado el colado, retiramos el hachís de los tamices con una espátula o una tarjeta y lo dejamos secar en papel vegetal o cartón. En este punto, el proceso de extracción de hachís termina y sólo quedaría prensarlo manualmente o haciendo uso de una prensadora.
  • Extracción casera de hachís: A pesar de ser una forma manual de extraer el hachís, necesitaremos materiales que nos ayuden con el proceso. Estos materiales son: dos cubos, agua, hielo, una varilla para remover, una bolsa de malla y tantos tamices como necesites. El primer paso para empezar con este método de extracción es llenar el cubo de agua y verter el hielo, hasta que el agua alcance una temperatura de 0ºC y el hielo deje de derretirse. Una vez conseguido esto, metemos los recortes de hojas de marihuana o incluso los cogollos en la bolsa de malla. Introducimos la bolsa en el cubo con agua y hielo, y usamos la varilla para removerlo todo. Este proceso suele durar aproximadamente unos 15 minutos. Después de remover a un ritmo constante preparamos el segundo cubo con los tamices, de manera que estos hagan de colador al verter el agua en él. Cuando traspasemos el agua del primer cubo al segundo, el polen, o resina, se queda en los tamices para poder recogerlo. Con paciencia recogemos el hachís de los tamices y lo extendemos en papel vegetal o cartón para que pueda secarse con mayor facilidad. Una vez esté seco solo queda el proceso de prensado, como hemos comentado en la extracción de hachís en seco.

Consejos para la extracción de hachís en mojado

  • Congelar la hierba entre 30 minutos y 2 horas antes de la extracción. Así facilitamos la separación de los tricomas de la materia vegetal.

Comentarios (0)

No hay comentarios

Nuevo comentario

Producto añadido a tus favoritos
Producto añadido para comparar